6 min de lectura

La nueva era de la tecnología ha traído importantes cambios en cuanto a la atención médica y la información se ha transformado en una pieza clave para colocar a los usuarios en el centro de las decisiones. ¿Qué es la interoperabilidad de los datos en la industria de la salud y cómo beneficia a los usuarios?

En los últimos años se ha visto un incremento en el trabajo coordinado entre los organismos de atención de la salud, las empresas aseguradoras y las compañías tecnológicas para ofrecer nuevas soluciones adaptadas a las necesidades de los pacientes. 

 

Los datos, en el centro de la escena

Lograr la interoperabilidad de los datos es clave para que los diferentes sistemas de salud puedan intercambiar información para brindar experiencias relevantes y simples, que hagan más fácil la vida de los pacientes. 

En adición, esto tiene grandes beneficios. Como por ejemplo:

  • Unificación de datos

Históricamente, los sistemas de salud funcionaron como silos aislados, dificultando la comunicación e interacción entre las diferentes partes involucradas. Ahora, gracias a la utilización de sistemas únicos, toda la información queda disponible para todas las partes, haciendo más eficiente la relación entre médicos, pacientes, aseguradoras y la industria en general.

  • Incrementar la atención médica

Al lograr el acceso y disponibilidad de los datos clínicos en tiempo real, los pacientes pueden seguir sus tratamientos desde diferentes puntos, lo que mejora la calidad y seguimiento de los tratamientos. 

  • Crear tratamientos a la medida

Al contar con una enorme cantidad de datos se pueden crear terapias (e incluso, medicinas) que se adecúan a la necesidad específica de cada paciente. 

  • Fomentar la innovación

La industria médica fortalece toda su cadena de valor, desde la producción y distribución, hasta el marketing, para crear nuevas soluciones. 

  • Empoderar a los pacientes

Estos, ahora, tendrán en su poder mucha más información respecto a su estado clínico, lo que les permitirá tener un mayor grado de control sobre su tratamiento. 

Para dimensionar la importancia del mercado de la salud digital, cabe destacar que este alcanzará los USD 500 mil millones en 2025 a nivel global, de acuerdo con Statista. En ese camino, también, se anticipa que el segmento de tecnología de la información sanitaria genere la mayor participación en los ingresos, con unos USD 280 mil millones al cierre de 2021.

 

El avance de la Interoperabilidad de los datos 

En los últimos años, especialmente en Europa y Estados Unidos, se han desarrollado distintos planes de interoperabilidad. 

En Europa, la Infraestructura de Servicios Digitales de eHealth/Salud Digital (eHDSI, en inglés) de la UE pretende garantizar la atención de los ciudadanos europeos dentro de todos los países de la unión. 

Este proyecto busca el intercambio de información sanitaria interoperable de dos servicios de salud transfronterizos: ePrescription y eDispensation, para acceder a los medicamentos mediante una receta electrónica; e historia clínica, que contemple información de salud importante, como medicación, enfermedades cirugías, etc. La eHDSI pretende que estos servicios estén disponibles para 25 países de la UE hacia 2025.

Yendo hacia lo particular, España trabaja desde el 2003 en modelos de interoperabilidad de los datos y ya ha logrado desarrollar: 

1. Sistemas de tarjeta sanitaria, en el que cada ciudadano tiene asignado un Código de Identificación Personal único para todo el SNS. 

2. Historia clínica digital, el primer caso de interoperabilidad de información clínica a nivel nacional, que permite a los ciudadanos consultar su información desde cualquier punto del sistema sanitario que forme parte del proyecto; 

3. Receta electrónica, de forma tal que cualquier prescripción pueda ser dispensada por cualquier farmacia del país, sin importar donde se haya recetado. 

En cuanto a los aspectos legales, el país enmarca sus acciones dentro de las iniciativas del Plan de Acción para eHealth en Europa «para desarrollar sistemas de interoperabilidad que fomentan el trabajo en red entre organizaciones, amplía el ámbito de acceso a la información y posibilita el futuro intercambio de información dentro de la Unión Europea».

En Estados Unidos, por su parte, el «CMS Interoperability & Patient Access Final Rule», dependiente del Departamento de Salud y Servicios Humanos busca fomentar la interoperabilidad y el acceso de los pacientes a su información médica en el ámbito federal. Esta «regla final» es la primera fase de las políticas centradas en el avance de la interoperabilidad y el acceso de los pacientes a la información de salud.

En América Latina, si bien se pretende implementar proyectos de Registro Médico Electrónico (RME) unificados para la región, el grado de avance es escaso. Algunos países como Brasil, México, Colombia, Chile y Argentina trabajan en la digitalización de sus propios sistemas de salud —que incluiría la interoperabilidad de los datos, según el caso— aunque de manera independiente unos de otros. 

 

¿Cómo promover la interoperabilidad de los datos?

Aquí no existen recetas milagrosas, aunque una buena aproximación es seguir los siguientes tres pasos. 

  • Fomentar la colaboración de todos los actores

Médicos, centros de salud, laboratorios, gobiernos y empresas tecnológicas deben trabajar en conjunto. Para lograrlo es fundamental generar espacios de debate e intercambio de ideas que propicien la colaboración. 

  • Sumar a las empresas tecnológicas a la mesa de decisiones

Estas compañías pueden aportar su conocimiento para crear soluciones de punta a punta que permitan la recopilación de datos y su disponibilización para los diferentes actores involucrados.

  • Involucrar a los pacientes en el proceso de transformación

Siendo ellos los principales beneficiarios de la interoperabilidad de los datos, la industria debe conocerlos y hacerlos parte de los proyectos desde el primer minuto. 

En Multiplica tenemos experiencia en la industria de la salud, trabajando con compañías como Gebro, Grifols, Almirall, Novartis, Lilly y Amgen, entre otros. Por eso, y para conocer más sobre cómo podemos ayudarte en el viaje de la transformación, te invitamos a contactar con Alex Ruiz, Health Industry Global Head en Multiplica