La relevancia de escalar y medir el valor del diseño en la industria financiera

5 min de lectura

En el más reciente webinar de OpenFinance; Multiplica tuvo el gusto de presentar, junto a grandes invitados, un tema de suma relevancia en cuanto a la escalabilidad y el valor del diseño en la industria de servicios financieros.
En un panel conformado por Francis Restoy, Global Head of design en Multiplica, Sergio Guadarrama, Senior UX Design Manager en Stori Card y Benjamin Real, consultor de diseño y UX, los expertos debatieron sobre el valor que el diseño tiene para las empresas, la banca, las fintech y otras organizaciones.

¿Qué entendemos por diseño?

“El diseño es un proceso que ayuda a la resolución de problemas en contextos específicos; y que conecta los puntos que dan sentido para tangibilizar la estrategia del negocio”

Francis Restoy, Global Head of Design en Multiplica 

Los expertos iniciaron la charla sentando las bases de lo que cada uno entendía por Diseño, coincidiendo en que es una forma de resolver problemas partiendo del entendimiento de las personas.  

Mencionaron que diseñar, es una serie de procesos que ayudan a transformar las ideas en soluciones concretas; combinando diferentes disciplinas para resolver problemas, atendiendo los comportamientos específicos de los seres humanos con necesidades particulares.

Señalaron también que un punto fundamental a considerar en el diseño es el entendimiento total sobre la problemática real que quiere resolver la empresa; para ello es indispensable realizar un análisis profundo para comprender la complejidad de los problemas que se buscan resolver, entendiendo perfectamente el contexto y la necesidad.

“En ocasiones, las organizaciones esperan que el diseño sea un proceso de ejecución, confundiendo la práctica del diseño con uno de sus resultados tangibles; sin entender que el ámbito del diseño es mucho más amplio que sólo los entregables”.

Benjamín Real, Consultor de diseño y UX

Es tan simple, que se vuelve complejo

En una organización, hay personas que entienden perfectamente el rol de diseño como parte del proceso de creación de productos y servicios; aunque hay otros que tal vez no lo comprenden del todo. 

“Tenemos algunos lineamientos que nos ayudan a entender que el diseño ayuda a resolver problemáticas  tanto para la parte interna como externa del negocio; hacemos un match entre lo que requiere el usuario, pero que a la vez esté en línea con la estrategia del negocio, de tal manera que se pueda generar un sentido positivo para ambas partes”.

Sergio Guadarrama, Sr. UX Designer en Stori Card

El aspecto humano es una parte un tanto subjetiva en el diseño que no se puede dejar de lado. 

Aún cuando se han desarrollado diferentes metodologías para argumentar cómo tener un impacto positivo que le de valor tanto a las personas como al negocio;  no hay que desestimar que la parte humana es el alma del diseño y es central en esta disciplina.

El tema de la estética no está desencajado de la función; y una vez definida y detectada la necesidad en los usuarios, deben ir siempre de la mano para hacerlo deseable y amado por los usuarios. 

El Reto: ¿Qué hacer para que el diseño sea estratégico para la empresa?

El poder hacer estratégico el diseño es complejo y requiere saber cómo llegar a los responsables del negocio para explicar cómo puede funcionar. 

Para Stori Card el tener claridad en cuanto al retorno de inversión que el diseño puede dar;  así como lo que se puede perder al no invertir en ello, es algo fundamental.

“Al medir, monitorear y optimizar de manera sistemática cada cosa que estamos haciendo, sabemos que podemos volvernos parte de la estrategia de la compañía. Posteriormente añadimos el valor que le estamos dando al usuario y vemos cómo el diseño va permeando en la organización sobre lo que estamos realizando”

Sergio Guadarrama, Sr. UX Designer en Stori Card

Es muy importante lograr que la organización acompañe en los procesos de diseño e identifique el valor que se está generando para lograr que se convierta en parte estratégica de la compañía. 

Este proceso no sucede en automático; pero cuando  se consigue un entendimiento a nivel conceptual sobre el hecho de que puede haber un cambio positivo tanto para el usuario como para el negocio, entonces se valora y se toma conciencia estratégica sobre lo que hace la compañía en términos de diseño.

Benjamín comentó que la importancia del diseño tiene que ver con la dinámica de poder que existe entre la empresa y sus clientes. 

“En la medida que el cliente adquiere más poder; tener un entendimiento con una perspectiva humana le da una ventaja competitiva al negocio, que se preocupa por lo que el cliente necesita y lo que le gusta. Esto es algo que los diseñadores debemos comunicar para hacer visible que el diseño puede contribuir estratégicamente en la organización a través de los interlocutores que tengan una visión amplia tanto del negocio como del mercado”. 

Continuará…

Para concluir, Francis comentó sobre la importancia de tener la misma empatía hacia las personas para las que se diseña, como hacia el negocio; buscando entender no solo las necesidades del usuario, sino los objetivos de la organización y haciendo un esfuerzo consciente para hablar un idioma común en beneficio del éxito del proyecto. 

Sin duda este tema resulta apasionante para muchos; por lo que próximamente se tendrá una continuación de esta charla para seguir debatiendo sobre los retos para medir y escalar el valor del diseño en las organizaciones.